Hoy hablaremos de los entornos virtuales en Python y su gran utilidad. Precisamente los entornos virtuales de los cuales podemos hacer uso en Python, han venido para resolver un problema clásico en el desarrollo de software y dicho problema se llama ‘dependencias’, particularmente este problema de dependencias se complica cuando en una misma computadora necesitamos instalar un programa A que por ejemplo hace uso de la versión 1.3 de una biblioteca y necesitamos instalar un programa B que depende de la versión 4.2 de la misma biblioteca, este es un caso muy común. En Python, sin embargo, disponemos de los entornos virtuales (viertualenv en Python) que nos  permiten resolver esto de una forma extremadamente sencilla.

Básicamente un entorno virtual es un directorio que se crea con una versión específica de Python y algunos paquetes fundamentales sin intervenir con las instalaciones que ya estén presentes en nuestro sistema. Tal como comenté hace un momento, nos referimos prácticamente a una instalación en limpio de Python en carpetas que veremos como crear en un momento. Los paquetes que se instalan son los básicos, allá radica también el fuerte de los entornos virtuales, ya que nos permiten instalar módulos, bibliotecas y otras dependencias cuyas versiones pueden ser muy específicas sin alterar las instalaciones de nuestro sistema principal.

Creación de Entornos Virtuales

Crear un virtualenv es muy sencillo a través de la línea de comandos, a continuación vamos a ver comandos que funcionan tanto en Windows como Linux, sin embargo, algunos pueden escribirse un poco diferente y lo veremos a su debido tiempo.

Para la creación del virtual environment, navegue a través de la terminal a la ubicación donde quiere que se cree la carpeta de instalación, por ejemplo, el escritorio. Ejecute la siguiente línea:


python -m venv NombreEntorno

Con el código anterior se creará una carpeta cuyo nombre será NombreEntorno (el nombre es arbitrario), en dicho directorio se podrá encontrar instalada una versión del intérprete (utilice python3 por ejemplo para especificar que desea un entorno virtual con dicha versión), se puede encontrar la biblioteca estándar y otros archivos de soporte.

Una vez creado el entorno virtual, puedes activarlo ejecutando el script activate con la siguiente línea:

En Windows:


NombreEntorno\Scripts\activate.bat

En Linux o MAC:


source NombreEntorno/bin/activate

Con el entorno virtual activado, su línea de comandos se modificará mostrando el entorno del cual estará haciendo uso mientras esté activo, un ejemplo de ello se muestra en la siguiente imagen donde tutorial-env corresponde al nombre del entorno virtual que he creado y activado.

entornos virtuales python

Para desactivar un entorno virtual solo ejecutar el comando deactivate, de esta forma la instalación presente en su sistema tomará el control.

En general esto es todo sobre la creación, activación y desactivación de los entornos virtuales con Python, sin embargo a nivel de gestión, la tarea apenas comienza, ya que disponemos de un entorno limpio, en el cual podemos instalar las dependencia, como módulos, bibliotecas, entre otros. Por lo anterior, te recomendamos continuar con el artículo de instalación de paquetes con PIP, un poderoso y muy sencillo gestor de instalación que ya viene integrado con Python, con el que podemos integrar muchas capacidades a nuestras aplicaciones .


Esto es todo por ahora, como comenté anteriormente, para sacarle provecho a los entornos virtuales de Python es importante saber usar el gestor PIP, por lo que te invito a que revises el blog y leas el artículo que preparé sobre dicho gestor.

Espero que este artículo te haya resultado útil, si así fue, también espero que los campartas en tus redes sociales para que más personas se den cuenta de lo fácil que es aprender a usar entornos virtuales. Nos leemos en una próxima entrada.


AuthorJulio César Echeverri Marulanda

Anuncios